La intérprete hoy mantiene el equilibrio entre la conducción y la actuación

Por: Héctor Meza

Daniela Álvarez es la conductora de un noticiario matutino que con el tiempo ha incursionado en el ámbito actoral, logrando así mantener un equilibrio entre  la conducción y la actuación hoy en día con su personaje “Viiyéri” en la telenovela “La Mexicana y el Güero”.

“La novela en el tiempo en que se da, ha sido una gran oportunidad de tener trabajo, convivir con otras personas en una historia divertida, además de un elenco maravilloso”, dijo Álvarez  en entrevista sobre lo que ha significado tener la oportunidad de participar en un proyecto televisivo.

Además destacó que para ella el mantener un equilibrio entre la telenovela y el noticiario al principio era muy cansado debido a que desde las 4 de la mañana tenía que estar en el matutino y después grabar “La Mexicana y el Güero” hasta tarde.

Sin embargo, la actriz señaló que también la pandemia le ha traído facilidades como al ser digitalizado todo, ella ha podido grabar desde casa sus cápsulas, pero también retos como el estar con muchas ánimos en la actuación debido a cuestiones personales complicadas por las que ha tenido que trabajar.

“En lo personal mi personaje tienen mucha luz, chispa, energía y alegría, pero de repente uno no llega con esa actitud”, citó y añadió que pese a ello, ha entregado todo, debido a la oportunidad que se le dio y también por la motivación que ha recibido al momento que la gente se identifique con su interpretación y querían ser como Viiyéri.

Personaje que lo define como una chica de 22 años con una familia bastante funcional e, elocuente, creativa, alegre y que su mayor sueño en la vida es poder irse al extranjero a estudiar diseño de modas en Milán.

Además que al ser su primer drama con comedia, ha logrado aprender y explotar el lado tan transparente de Viiyéri ocasionándole conflictos, mismos que ha logrado dirigirlos de una forma chusca con su rival en la telenovela.

Álvarez comentó que uno de los rasgos que más le ha gustado de su papel, es lo noble que es, puesto que eso se ha visto reflejado desde el momento que toma la decisión de entrar a trabajar en un negocio donde un gringo multimillonario alquila una familia para vivir la experiencia de la convivencia.

Por último, agregó que “La Mexicana y el Güero” ha sido un proyecto que le ha permitido crecer y sin duda dentro del mundo de la actuación buscará cada vez meterse en la piel de personajes más complejos en el nivel de interpretación.