La directora de Financiera Sustentable comparte sus reflexiones 

Por: Héctor Meza

Hablar de conciencia es una de las prioridades que destacan a la empresaria Patricia Armendáriz, quien en los últimos 5 años  adquirió una responsabilidad al volverse influencer por el programa televisivo “Shark Tank”.

“Hay muchas plumas tradicionales que se sienten agredidas, que se les mueve el tapete, también son influencers y me di cuenta que en las redes mucha gente repetía lo que decían, entonces me comencé a meter en los análisis rigurosos que hago gracias a mi doctorado y empecé a opinar con hechos para informar y dar “conciencia” a la gente y no nadamás que repitiera”, dijo Armendáriz en exclusiva para Cosas en el marco de Talent Land Latinoamérica sobre su objetivo al ver la polarización de opiniones políticas que existen en el país.

La empresaria destacó por lo mismo, sus artículos que publica en un medio se leen como “Consciencia”, con una “s” en medio, para resaltar que trata de crear conciencia con números, hechos y estadísticas para que la gente tenga su propia capacidad de discernir.

“Shark Tank te vuelve una persona influenciosa en las vidas humanas y eso fue una gran responsabilidad, la segunda sorpresa fue que el cambio de gobierno me dio la oportunidad de tal vez finalmente lograr mis ideales de ver un México más justo y menos corrupto por convicción”, dijo Armendáriz.

La también articulista señaló que hoy el mayor mensaje que le puede dar a la gente para la reflexión ante un año complejo es el de que “no hay manera de salir de esta crisis sino la enfrentamos como una oportunidad”.

Sin embargo, para la empresaria la reflexión que le ha traído la pandemia es el verla como parte del sufrimiento humano y también como una obligación para encontrar nuevas cosas para crecer como seres humanos, profesionistas y empresarios logrando darse cuenta de que uno mismo es el mejor individuo.

Sin embargo, también le ha traído nuevos descubrimientos, pues comentó que hace poco encontró la misión de su empresa Financiera Sustentable.

“La misión era la de sustentabilidad del planeta y económica de nuestros clientes, pero se tiene que completar con la sustentabilidad de salud, ¡de qué me sirve tener a un cliente que he logrado triplicarle el ingreso a través de cooperarle con créditos en el capital de trabajo si murió en la pandemia! porque era diabético y no estaba conciente de su condición”, añadió.

Por ende, resaltó que tuvieron que meter una nueva división de sustentabilidad humana y cree que eso nos va a ayudar mucho para comprender su misión.

Sin embargo, en temas de sustentabilidad tradicional del planeta y México atribuyó que el principal lastre para poder ser sostenible en estos términos es que la pobreza nos está alcanzando hasta en nuestra capacidad de descarbonizar al planeta y una forma de hacerlo sería a través de políticas redistributivas.

La mujer que enfrenta crisis

La empresaria destacó que la mayor crisis que ha enfrentado ha sido la de su matrimonio, pues al considerarse de la generación de casarse para todos la vida, para ella fue una sorpresa fuerte el tener todo arreglado para una relación de principio a fin.

“El trancazo de quedarme sin una pareja a la cual tenía divisiones de trabajo muy claras, entre ellas la financiera, conseguir el dinero, manejarlo, me obligó  a reinventarme como empresaria; dejé la política, tenía que mantener a mis hijas, aprender a sacar una tarjeta de crédito para no sacar cheques, aprender a vivir sola, a no tener que depender de nadie y es donde te tengo que decir que “Dios te patea para arriba”, porque hoy soy una persona mucho mejor tanto antes como después de la crisis”, citó.

El lado empresarial

Para Armendáriz hablar de sus inicios en el mundo de los negocios, es recordar la época en la que aspiraba a dirigir un banco en México, sin embargo, el presidente del Consejo optó por no elegirla y decidió salirse, ser empresaria y no volver a confiar su futuro en ningún empleador.

“Soy la típica representante de que el empresariado y lo femenino se llevan muy bien de la mano porque la mujer tiene otras prioridades, no nadamás las financieras; por definición la mujer es más cuidadosa de su familia, de sí misma, de su pareja, tiene más compromisos, como empresaria yo he podido ser buena mamá,  hija,  hermana y me he realizado de una manera más completa”.

Sin embargo, la empresaria, ve también su salida del banco, como la mayor oportunidad que ha aprovecho, pues al no haber sido nominada directora del mismo se volvió una empresaria exitosa.

Por último, dio unos tips que le han permitido mantear este ambiente laboral tan equilibrado y diversificado que lleva entre los que destacan el distinguir el sueño de cada persona, ya que en su caso era cambiante, inclusive en su manifestación,

“Cuando yo estaba como funcionaria pública  mi sueño profesional era ser “presidente de la República” y  yo todos los días juzgaba mi trabajo, como yo iba capacitándome para poder ser lo que quería ser, ahora mi sueño más importante es tener centros de recreación para mis hijas y mis nietos suficientemente atractivos para poder disfrutarlos de una manera en que ya dispongo cada vez más”.

Por otra parte, destacó que otro tip sería el hacer una estrategia para cualquier negocio, maximizar la salud, ponerse metas diarias con disciplina y por último saber descansar para ganar perspectiva de lo que uno hace y ser más productivo.