La serie retrata perfecto el conflicto personal de los personajes 

Por: Héctor Meza

TW:@Hector_AMeza

La cuarta temporada de la serie The Crown es una muestra del reflejo constante entre la lucha de transformación de una de las élites más conocidas a lo largo de la historia.

En los nuevos capítulos se retrata de forma perfecta la constante crisis que se sufre por encajar y tratar de cambiar una sociedad en la época de los 80´s al traernos una lucha constante de tres titanes que son la reina Isabel II, la princesa Diana y la primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher.

Sin duda cada una desde su trinchera muestra una constante lucha personal que las llevaron a convertirse en personajes míticos y que Netflix logra retratar bien de principio a fin.

El hecho de ver una confrontación histórica entre Thatcher (Gillian Anderson) e Isabel (Olivia Colman) da un breve reflejo de lo que podrá encontrar la gente ante una constante lucha interna que aún ronda en los personajes sobre su papel en la sociedad y las libertades que tienen con sus límites.

Sin duda la nueva temporada destacará sobre todo la relación entre el príncipe Carlos y Lady Di que nos llevarán a ver una interpretación excepcional de Emma Corrin(Diana) entorno a los momentos más complejos que vive el personaje y sus malestares ocasionados por ella misma ante la falta de aceptación y aprecio.

Sin embargo, no será la única, pues Thatcher hasta cierto punto estará en conflicto sobre las costumbres de una sociedad y su tenacidad de cambio que la denominaron la “Dama de Hierro”.

Mientras que Isabel tendrá momentos que dejarán claro que aún cuando se piensa tener todo bajo control con la experiencia de monarca que la acompaña, sobresalen ciertas dudas que hará que entre en conflicto.

El éxito de esta cuarta temporada además de las excepcionales actuaciones, se basa sobre todo en reflejar una vez más la constante crisis existencial que implica mantener el peso de la corona bajo el entono que la rodea.

Misma que se cumple desde sus personajes, los vestuarios y la recreación de los detalles que nos adentran a revivir una época de escándalos y lucha por el protagonismo de la Gran Bretaña de los 80´s.