Este colectivo artístico honró a nuestros muertos con este desfile en Querétaro

Texto y Fotos: Ivana Roldan

Sin duda la celebración del Día de Muertos es una de las festividades más esperadas por los mexicanos, debido a que es la época del año donde se recuerda a todos los seres queridos que partieron de este mundo, por este motivo y en medio de todo lo acontecido por la pandemia, el colectivo artístico encabezado por Esmeralda Hinojosa creó “Un viaje al cielo”, un evento donde por medio del arte y el diseño se buscó honrar a todas estas personas que ya no se encentran entre nosotros.

El evento realizado en la Hacienda la Solariega, en Querétaro, estuvo lleno de sentimientos pero también de mucho glamour. El espectáculo central fue la pasarela de catrinas contemporáneas, un desfile a cargo del diseñador Fausto Monrroy.

“Este año ha sido muy difícil para todos. Esta colección significa la vida y la muerte, hay vestidos que son negros pero que tienen un detalle de color, entonces el negro significa los decesos que está dejando esta pandemia, pero el color es México, es la esperanza de poder renacer de toda esta situación tan complicada”, dijo el diseñador después del desfile.

También en la pasarela pudimos apreciar el excelente trabajo de body paint de las diosas prehispánicas. Al término se pudo apreciar la galería donde se encontraban retratadas diferentes versiones de la catrina, un personaje muy particular de esta festividad.

La comida estuvo a cargo del chef Erick Medina, quien preparó una cena que vivos y muertos no dejarían pasar. El primer plato fue una crema de calabaza de castilla con jamón ahumado, después una ensalada de aguacate con confit de jitomate cherry; de plato fuerte panceta de cerdo y tentáculos de pulpo en salsa de cítricos y por último una tarta de chocolate ZAZIL artesanal y avellanas con salsa de frutos rojos, todo esto acompañado con los vinos de la región.