A través de redes sociales empezó a circular una imagen donde aparece físicamente distinta a lo que se esperaría de una artista

La actriz Katy Perry sorprendió a sus fans al circular una foto donde se muestra al natural después de haber dado a luz a su hija, al caminar a los alrededores de su casa en Montecito, California.

Cabe destacar que la cantante recientemente cumplió 36 años, siendo este el primero qué pasa siendo mamá de la pequeña Daisy Dove, hija del también actor Orlando Bloom.

Un paparazzi fue quien captó a la artista al salir a la calle a dar un paseo con su perro y se sorprendió al captarla, pues bien si es natural este cambio en el cuerpo, lucía muy distinta a lo que se “espera de una estrella”.

Para la cantante esto no ha sido un motivo de preocupación porque parece despreocupada y sin querer aparentar una figura irreal, que normalmente las famosas muestran a casi semanas de haber dado a luz con dietas estrictas, fajas o rutinas para recuperar su figura.

Perry ha demostrándonosla que no es ninguna obligación tener estos estándares de belleza.