Una pasarela donde la marca Dior sorprende hasta a la persona más exigente en la moda con un doble propósito.

En el evento presentaron una serie de colecciones que no solo están pensadas para la persona que los usa, sino para hacer un llamado a la reflexión y eliminar tabúes sobre la transformación social o una reacción a los acontecimientos actuales, como Christian Dior lo describió en su autobiografía.

Asimismo, la directora creativa de las colecciones femeninas de la marca, explica que esta pasarela ha sido impulsada por un doble propósito. La vida y la moda.

Estamos atravesando un período de transformación donde cambiamos comportamientos, hábitos, rituales, al igual que nuestras actitudes corporales.

Para su colección “Prêt-à-porter” primavera-verano 2021, Maria Grazia Chiuri transforma a Dior.

Con gran entusiasmo, la marca quiere reinterpretar las siluetas de 1957 y adaptarlas al mundo acutal. La adición de cordones permite que se adapte a los deseos del usuario. El traje viste a cada mujer de una manera única.

Maria Grazia Chiuri se inspira en aquellas mujeres que, a través de sus escritos, iluminan la vida y emoción: poetas, intelectuales, autores. Miembros de una academia idealizada. En la intimidad de sus hogares, sus lugares de trabajo, envueltos en infinitas capas de color, como Virginia Woolf, o vestidos con un simple blanco.

Uno de los imprescindibles de Maria Grazia Chiuri, la camisa de hombre, se reinventa. Por turnos, se convierte en una túnica o un vestido, haciéndose eco del emblemático camisero de Dior, combinado con pantalones o shorts anchos de rayas.

También se usa debajo de amplios abrigos en tejidos jaspeados. Bufandas con motivos florales y paisley, adornado con piezas de encaje para un efecto collage romántico, complementa una serie de vestidos y pantalones que expanden la imaginación.