La actriz compartió los momentos por los que ha pasado durante la enfermedad.

La actriz Consuelo Duval dio a conocer en una publicación de Instagram que contrajo el coronavirus desde hace una semana y ha pasado por momentos difíciles.

“Hace una semana me entregaron el resultado de la primera del Covid… y cuando leí positivo, mi mundo se desbarató, nunca había sentido tanto miedo en mi vida”, dijo Duval en redes sociales.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hace una semana me entregaron el resultado de la prueba del covid… y cuando leí positivo, mi mundo se desbarató, nunca había sentido tanto miedo en mi vida. Fue una semana llena de ansiedad y pánico, estaba como paralizada, dejaba la cama empapada de sudor, rogándole a Dios con toda mi alma que no hubiera contagiado a mis hermanos o a mis hijitos y que nada se complicara en mi cuerpo. Dios me escuchó y el bicho ha sido bueno conmigo, no tuve nada mas que ansiedad, falta de ganas y mucho cansancio. Hoy la ansiedad ha sido remplazada por GRATITUD, alegría y unas ganas de vivir encabronadas. Estoy a 7 días de librar esta batalla y vivir lo que me reste de vida celebrando cada segundo que respire, echando una cantidad de desmadre que Dios guarde la hora🤪🤗🎉 y haciéndole saber a mis CHINGADERITAS que son lo mas importante en mi vida, que nos vamos a reír a carcajadas y que nos vamos a abrazar muy fuerte. CD Foto by @bernardoloz Maquillaje @manuinfinito8 Peinado @_rodcortes

Una publicación compartida por Consuelo Duval (@consueloduval) el

La actriz añadió que fue una semana llena de ansiedad y pánico, pues se paralizaba y dejaba la cama llena de sudor, rogándole a Dios que no hubiera contagiado a algún miembro de su familia y que nada se complicara en su cuerpo.

También señaló que hasta hoy Dios ha sido muy bueno con ella, porque el bicho fue bueno y no ha tenido más que ansiedad, falta de ganas y mucho cansancio, además de que hoy todo eso ha sido reemplazado por gratitud, alegría y ganas de vivir.

“Estoy a 7 días de librar esta batalla y vivir lo que me reste de vida celebrando cada segundo que respire, echando una cantidad de desmadre que Dios guarda la hora y haciéndole saber mis chingaderitas que son lo más importante en mi vida”.

Por último, destacó que después se va a reír a carcajadas con su familia y abrazarse.