Alfombras rojas improvisadas, recibimiento de premios y hasta un extintor formaron parte de la premiación de programas y series de television

La edición número 72 de la entrega de los premios Emmy se destacó no solo por ser una premiación híbrida desde un escenario vacío y reconocimientos entregados en casa, también sobresalieron momentos divertidos.

“Hice mi propia alfombra roja para los Emmy, con algunos clics de cámara, cara con lágrimas, cara con lágrimas de alegría sí, es un poco chiflada, pero bueno, ¡fue divertido!”, dijo la actriz Tracee Ellis Ross en el pre-show.

También la presentadora Samantha Bee no se quizo quedar atrás.

Por otra parte, el actor Jason Bateman logró colarse al Staples Center, lugar donde el presentador Jimmy Kimmel anunciaba a los ganadores del los Emmy y fue descubierto al momento que se estaban mostrando a famosos de cartón que servían como público en el lugar.

 

En el anuncio de la primera categoría de los premios Emmy a mejor actriz de comedia Jennifer Aniston salvó a los Emmy apagando el fue al momento de intentar anunciar a la ganadora junto con Jimmy Kimmel algo que generó muchas controversias en redes sociales desde comentarios como “salvando el año” hasta “quemando las cartas de amor de Brad Pitt”.

 

Otros de los momentos más divertidos fue la entrega de los premios Emmy a los galardonados

 

 

O cuando estuvieron cerca de ganar la estatuilla y se les fue viéndola retirarse al otro lado de su puerta.

 

O cuando se enteraron todos que una alpaca con moño fue presentadora por primera vez en los premios Emmy.

 

Uno de los momentos más inesperados fue cuando Jennifer Aniston acompañada de las actrices de la serie “Friends” aparecieron en videollamada con Jimmy Kimmel alegando que eran amigas y vivían juntas desde hace tiempo.

 

No obstante, las actrices Reese Witherspoon y Kerry Washington aprovecharon la ocasión para expresar que están listas para que se termine el año y darle la bienvenida al 2021.

 

Sin embargo, el momento que generó más tendencia e historia fue el momento en que Zendaya recibió la noticia de que sería la más joven en ganar un Emmy en la categoría de mejor actriz