Las autoridades sanitarias de Rusia confirmaron que concluyeron con éxito las pruebas clínicas de la vacuna que desarrollan en contra del coronavirus y se preparan para realizar vacunación masiva en sus habitantes.

“La vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollada por el centro Gamaleya concluyó las pruebas clínicas y ahora se preparan los documentos para su registro”, comentó el ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko.

El ministro indicó: “Tenemos previsto que la campaña de vacunación más amplia, que se sumará paulatinamente al nuevo sistema de atención, comience en octubre”.

Medios de comunicación de Rusia habían compartido hace unas semanas que se esperaba que la vacuna se distribuyera en agosto, tras recibir la aprobación de las autoridades regulatorias. La vacuna tiene como base adenovirus humano, un virus del resfriado común, mezclado con la proteína del SARS-CoV-2.

Rusia trabaja en una segunda vacuna, desarrollada por el centro Véctor, y que se encuentra en pruebas clínicas, por lo que podría convertirse en una segunda opción contra el Covid-19.

Autoridades de salud de Estados Unidos solicitaron a los países que han comenzado la fase final de pruebas que se apeguen a la ética médica.