La National Football League es una de las ligas deportivas con los salarios más altos del mundo. Las grandes estrellas del fútbol americano suelen firmar contratos multimillonarios que les permiten llevar un tren de vida de auténtico lujo. Además, con un máximo de 20 partidos por temporada, los deportistas disponen del suficiente tiempo de descanso como para poder disfrutar de sus duramente ganados salarios. Hoy os presentamos a los cuatro jugadores de la NFL que más ganan al año.

  1. Aaron Rodgers, quarterback. Equipo: Packers.

Comenzamos nuestra lista con el quarterback de los Green Bay Packers, que percibe un salario medio anual de US$33,5 millones. En la actualidad se encuentra en el tercer año de su contrato actual, que recibió una extensión con un acuerdo por cuatro años y US$134 millones en 2018, lo que le unirá al equipo hasta 2023.

En 2019 se compró, junto con su entonces pareja Danica Patrick, una villa frente a la playa en Malibú, por la que desembolsaron US$28 millones. Supuso la tercera mayor transacción inmobiliaria del año en la zona, solo por detrás de la venta del complejo de Ron Meyer en la PacificCoastHighway (US$100 millones) y la compra de un domicilio en Carbon Beach efectuada por el propietario mayoritario de los Golden State Warriors Joe Lacob (US$29,1 millones).

Este mariscal de campo tampoco oculta su gusto por los coches de lujo. En su garaje se pueden encontrar Mustangs, Fords y Teslas. También es el propietario de un Chevrolet Camaro y de un Mercedes-Benz Maybach Exelero valorado en ocho millones de dólares.

  1. Ben Roethlisberger, quarterback. Equipo: Steelers.

El quarterback de los Pittsburg Steelers percibe un salario anual de US$34 millones. Se encuentra en su segundo año de contrato, que se ha extendido con un acuerdo por dos años y US$68 millones en 2019, y estará vinculado a la franquicia hasta el 2021.

 

Tras residir en varios domicilios de la Ciudad del acero, finalmente estableció su residencia en Sewickley Heights. Solo el terreno donde se asienta la enorme mansión de Roethlisberger costó US$2 millones. Está situado en una zona exclusiva donde también viven otros atletas profesionales como Sidney Crosby y Mario Lemieux. La construcción de la casa finalizó en 2018, en incluye ocho dormitorios, siete baños y dos aseos. Frente a la entrada se sitúan una enorme piscina y un gran acceso para automóviles.

Y es que Roethlisberger es un gran amante de los autos: cuenta, entre otros, con un Hummer, un Tesla deportivo, un Ferrari y un espectacular Alfa Romeo Disco Volante Spider del que muy pocos pueden presumir.

  1. Russell Wilson, quarterback. Equipo: Seahawks.

Con un sueldo medio anual de US$35 millones, Wilson se sitúa en la segunda posición de nuestra lista. Su contrato con los Seattle Seahawks recibió una ampliación de cuatro años (actualmente está en su segunda temporada con el club) por un total de US$140 millones en 2019, con lo que permanecerá ligado a los Seahawks hasta 2023.

Wilson compró su casa por US$6,7 millones en 2015. Su mansión de Seattle se asienta sobre una parcela con una extensión de 6,67 acres y cuenta con cerca de 950 metros cuadrados. En ellos se distribuyen siete dormitorios, siete baños, cinco chimeneas, una cocina personalizada y una bodega que haría las delicias de cualquier enólogo, con capacidad para 2.000 botellas. Todas las habitaciones cuentan con vistas al lago, para el que dispone de un embarcadero privado. En lo que respecta a su colección de coches, destaca su gusto por el Mercedes Benz G-Class. Cuenta con una versión personalizada que está valorada en US$135.000.

  1. Patrick Mahomes, quarterback. Equipo: Chiefs.

Con la ampliación de su contrato, Mahomes percibirá hasta US$503 millones por diez años y se ha convertido en el deportista mejora pagado, pero hablamos de un jugador que garantiza a los Kansas City Chiefs un puesto entre losfavoritos en los pronósticos NFL. Mahomes, a sus 24 años, tendrá un sueldo anual de US$45 millones más bonificaciones, y eso sin contar sus estratosféricos ingresos por patrocinio.

Pese a ser el deportista con el salario más alto, el equivalente a Robert Downey Jr. en el mundo del deporte, su casa actual no figura entre la lista de las más lujosas. Pagó US$1,9 millones por los cerca de 350 metros cuadrados de los que disfruta en una comunidad privada situada en el centro de Kansas City. Cuenta con tres dormitorios y una cocina enorme, conectada con un jardín donde puede pasear a sus perros. El diseño de interiores corrió a cargo de MarciKnoff, que ha dejado espacio para una de las pasiones de Patrick: cuenta con un armario para zapatos con más de 180 pares. Eso sí, no encontraremos una gran colección de autos en su garaje, donde destaca el Genesis G70 que ganó en la Pro Bowl de 2019.