Las autoridades de salud en China dieron luz verde a un medicamento a base de bilis de oso para tratar a pacientes con Covid-19. Este tratamiento ha causado controversia entre la comunidad médica, pues  muchos no están de acuerdo con la forma en la que se obtiene la sustancia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por INCT ETEs Sustentáveis (@etessustentaveis) el

Asociaciones ecologistas denunciaron que en el país asiático tienen a los osos en jaulas con el abdomen perforado con un catéter unido a su vesícula para extraer la bilis, exponiéndolos a infecciones y a altos niveles de estrés.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elisa Nieli Mapping (@elisa_nieli_mapping) el

El ministerio chino de Salud recomendó el mes pasado una inyección llamada Tan Re Qing, compuesta de bilis de oso, de polvo de cuerno de cabra y de extractos de plantas, para los pacientes gravemente afectados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por THOMAS (@thomashengge) el

El régimen del presidente Xi Jinping,  ha compartido que la medicina tradicional china tiene más propiedades curativas frente a la medicina occidental, especialmente en el marco de la lucha contra la Covid-19.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por App Zone Web S.A.S (@appzoneweb) el

La asociación Animals Asia Foundation (AAF) aseguró que recurrir a las bilis contra la epidemia es a la vez “trágico y contradictorio”, pues China acaba de prohibir el comercio de animales salvajes con fines alimentarios, como reacción a la aparición del virus.