De acuerdo con la encuesta “Bienestar económico y actitudes sobre la toma de decisiones financieras 2019”, realizada por Provident y la empresa de investigación de mercados, Ipsos MORI, casi 4 de cada 10 mexicanos afirma que la situación económica de su familia mejoró entre noviembre de 2018 y noviembre de 2019.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Carlos Cepeda (@dayswcarlos) el

Pese al bajo índice de crecimiento de 0,2% estimado para 2019 que dio a conocer el Banco de México (Banxico), la percepción de los mexicanos sobre su economía familiar es optimista pues el 38% de los encuestados revela que durante los últimos 12 meses la situación económica de su familia ha mejorado, mientras que 34% considera que se ha mantenido igual y 24% cree que empeoró.

De los encuestados que consideran que mejoró, 43% lo atribuye a un cambio de circunstancias personales y familiares; 34% porque ahora percibe un mayor sueldo; 28% porque consiguió un nuevo empleo o fue promovido; 11% regresó a trabajar; 9% porque recibe algún apoyo del Estado; 7% porque recibe dinero de algún familiar y 3% porque su negocio creció.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ambrose Consultoría Fiscal (@ambrose_consultoria) el

Entre aquellos que externaron que su situación económica familiar empeoró, el 72% percibe que se debe al incremento en el costo de vida; 37% porque se quedó sin empleo; 27% lo atribuye a un cambio de circunstancias personales y familiares; 14% por enfermedad o debido a que padecen una discapacidad y 11% dijo que ahora percibe un menor sueldo o su ingreso permanece igual.

La encuesta se aplicó mediante una metodología en línea, entre el 22 y el 31 de octubre de 2019, a 500 personas a nivel nacional. El 46% de los encuestados manifestó tener estudios universitarios, mientras que otro 46% dijo que su máximo grado de estudios cursado es preparatoria o vocacional y un 8% indicó que la secundaria es su máximo grado de estudios. 51% fueron mujeres y 49% hombres.