La fiscalía boliviana ha ordenado la detención del expresidente de Bolivia Evo Morales, quien se encuentra asilado en Argentina. La sentencia se da tras las denuncias presentadas por el actual gobierno interino por los delitos de sedición y terrorismo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Evo Morales Ayma (@evomoralesayma) el

La resolución ordena a fiscales, policías y funcionarios públicos a detener o dar información que conduzca a Juan Evo Morales Ayma. Los argumentos que evaluó la autoridad fue la grabación de una llamada telefónica, en donde supuestamente Morales daba instrucciones de bloquear caminos y “no evitar el ingreso de alimentos” a las ciudades.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Evo Morales Ayma (@evomoralesayma) el

Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia el pasado 10 de noviembre, bajo la presión de la oposición y el Ejército después de que la auditoría de la Organización de Estados Americanos detectara irregularidades en las elecciones que lo ratificaban en el poder.

El ex mandatario salió de su país con rumbo a México donde se le concedió asilo político durante un mes en medio de fuertes movilizaciones que buscaban que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador negara su ingreso.  El pasado 12 de diciembre llegó a Argentina para evitar ser juzgado por las leyes de su país.