Un juez de control ordenó prisión preventiva justificada a Rosario Robles Berlanga, tras ser vinculada a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público, cometidos cuando era titular de la Secretaría de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

La prisión preventiva se ejecutará en el penal de Santa Martha Acatitla con una duración de dos meses, tiempo que durará la investigación complementaria.

Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Reclusorio Preventivo Sur, comentó que Rosario no solicitó seguir su proceso en libertad.

Al borde del llanto, Rosario Roble solicitó al magistrado que tomara en cuenta su disposición de comparecer a la audiencia que se celebró el jueves y el lunes.

La exfuncionaria podría alcanzar una pena de hasta 23 años de prisión y reparación de los daños de hasta 5 millones de pesos, monto del quebranto que se le atribuye.