500 millones de personas que viven en lugares que han sido afectadas considerablemente por el calentamiento global serán las primeras en sufrir escasez en los alimentos, así lo advirtió la Organización de las Naciones Unidas.

En la presentación del Informe especial sobre el cambio climático por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU, varios expertos destacaron cómo el aumento de las temperaturas están afectando las tierras de cultivo, por lo que está en riesgo la seguridad alimentaria.

Ante esto, ambientalistas indicaron que todos los países deben comprometerse con el uso sostenible de la tierra, y así ayudar a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero antes de que sea irreversible.