Joaquín el “Chapo” Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua por parte de un juez federal en Nueva York, Estados Unidos. La sentencia perpetua de 30 años corresponde a lo marcado por la ley de aquel país.

Emma Coronel llegó a las 8:30 horas del centro de México al tribunal donde se llevó a cabo la audiencia de sentencia. La esposa del narcotraficante llegó al lugar con un fuerte dispositivo de seguridad.

En el juicio de 11 semanas se mostraron las pruebas donde quedaba sentado que el “Chapo” ingresó grandes cantidades de cocaína y otras drogas a Estados Unidos durante 25 años. La fiscalía aseguró que su ejercito de sicarios tenían ordenes de secuestrar, torturar y asesinar a cualquiera que se interpusiera en su camino.

La defensa aseguró que Guzmán era víctima de un montaje de otros traficantes que se volvieron testigos del gobierno estadounidense.

Joaquín el “Chapo” Guzmán fue capturado en 2017, desde entonces lo han mantenido aislado y en condiciones que violan sus derechos humanos.