Una escultura de la virgen María está causando indignación en Argentina, debido a que la imagen religiosa cuenta con un pañuelo verde, símbolo de apoyo a la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito.

 

La obra pertenece a la exposición “Para todes tode” dentro del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti. Representantes de la iglesia católica tomaron la imagen como una agresión a sus creencias ya que su institución está a favor de la vida, además de anunciar que Alejandro Kurland, director del recinto cultura, fue denunciado por incitar a la violencia y a la discriminación.

Por lo ocurrido, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, difundió a través de su cuenta de Twitter un mensaje donde reprobaron la exhibición de la obra.



Artistas acusan a los grupos conservadores de querer censurar la obra, Kekena Corvalán, curadora de la exposición, rechazó las denuncias y afirmó que es la segunda vez que el gobierno intenta boicotear este tipo de expresiones.