La tarde de ayer trascendió que la actriz de ‘Desperate Housewives’, Felicity Huffman, fue detenida por el FBI, señalada junto con 47 personas más por pertenecer a una red de sobornos a prestigiosas universidades.

A decir de uno de los acusados que colabora con la Fiscalía y coordinaba el esquema del fraude, ofreció a Huffman mediar para corregir las respuestas del examen de admisión a la universidad de su hija mayor, a cambio de 15 mil dólares que la actriz pagó, y haber comenzado el mismo proceso por su hija menor, sin embargo renunció a este.

De acuerdo con la investigación, los acusados pagaron un total de 25 millones de dólares para que sus hijos fueran aceptados en universidades como Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, San Diego Wake Forest y Texas.


Otra de las acusadas es la actriz Lori Lughlin y su esposo el diseñador Mossimo Giannulli, quienes habrían convenido pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de la Universidad Southern California.