Muchos chefs alrededor del mundo se ven envueltos en iniciativas y movimientos, sin embargo en esta ocasión ha llamado la atención que uno de ellos pida que se elimine el aguacate para siempre de los restaurantes.

Su nombre es JP McMahon, dueño de los restaurantes Aniar y Tartare, ambos con estrellas Michelín, y en los cuales no se no se sirve aguacate en los platillos, pues asegura que su consumo fomenta la violencia, narcotráfico y la tala de árboles.


“No uso el aguacate debido al impacto que causa en los países productores de donde proviene: la deforestación en Chile, la violencia vinculada al narcotráfico en México. Los restaurantes irlandeses deberían de optar y hacer un esfuerzo para no ofrece aguacate en su menú o, al menos, reducir la cantidad. Lo ideal sería que solo compraran aguacates de Comercio Justo, lamentablemente la mayoría no se produce así”, declaró en entrevista para Independent.


Actualmente México es el mayor productor de aguacate a nivel mundial, y en Michoacán, estado donde más se produce, es conocido como el ‘oro verde’, toda vez que desde 2017 se convirtió en un superfood a nivel global.