La clave para que un meme se haga viral es el humor negro que maneja, esto nos hace reír por horas y después lo compartimos en nuestras redes para repartir felicidad digital. Pero detrás de tantas risas existe una relación entre estos y el sobrepeso.

Investigadores de la Universidad de Loughborough en Reino Unido encontraron la conexión que existe entre el sobrepesos de los adolescentes y los memes que comparte. Según su estudio, estas imágenes promueven una crisis de obesidad y apatía en las personas, minimizando una alimentación saludable.

 

 

El estudio titulado “Análisis de los efectos de los memes de Internet en la salud y los comportamientos de salud de los jóvenes adolescentes” revisó a detalles los memes más populares de la red. Por ejemplo, una de las imágenes más compartidas en al red es la de un niño con sobre peso con la frase “¿Comida gratis? ¡Cuenta conmigo!”.

 

El estudio apunta a que el problema de obesidad juvenil que enfrenta Reino Unido en la actualidad, tiene relación con este tipo de memes, ya que normalizan y refuerzan este comportamiento.


Otro detalle que arrojó la investigación es que los memes pueden hacer que cosas como el bullying, body shaming, el sexting, entre otras sean vistas como algo “normal y aceptable”, cuando está mal.