Por medio de su cuenta de Twitter, Sergio Mayer compartió una grupo de enlaces para descargar libros en formato PDF con temáticas de salud, política, filosofía y universitarias. De lo que no se percató el diputado fue que los links dirigían a los usuarios a un blog que no tiene los permisos para distribuir los escritos.

Esto generó que la comunidad de esa red social criticara duramente al presidente de la Comisión de Cultura por fomentar la descarga ilegal de libros, acto que es considerado un delito.


Ante este hecho, el diputado eliminó la publicación y ofreció disculpas por haber compartido “información no verificada”.