A la hora de la intimidad dicen que todo se vale, pero hay ciertas reglas que son importantes y sobre todo algunas prácticas que pueden afectar tu salud. 

Algunos prefieren, después de un encuentro íntimo, darse una ducha, otros optan por correr al baño a orinar y unos más por asearse los genitales antes de volver a la cama.

Sara Twogood, profesora de Obstetricia y Ginecología en la Facultad de Medicina Keck, de la Universidad del Sur de California, EEUU, indicó que efectivamente, es necesario que las mujeres, en particular, se levanten de la cama luego de haber tenido sexo.

via GIPHY


Twogood explicó que ir a orinar al término de una relación sexual es lo mejor que puede hacerse, pues con esta acción se eliminan bacterias que se han quedado en la uretra, las principales de provocar infecciones vaginales. Otro consejo es limpiar suavemente y a profundidad los labios vaginales, con lo cual se desecha el peligro de contraer una infección.

Pero otra cosa importantísima que deben hacer tanto hombres como mujeres es no ponerse la ropa interior que traían, pues lo recomendable es cambiarla por una que esté limpia, pues en ocasiones, esta queda húmeda por los flujos y por ende, podría darse una infección.