Es exitoso en todos los rubros.

Las Olimpiadas de Río 2016 dejaron muy claro que si de visión se trata, Carlos Slim es uno de los empresarios que tiene muy claros sus objetivos y que también sabe incursionar en el deporte de manera exitosa, pues la idea de haber comprado las transmisiones de esta justa internacional desde años antes, fue una gran estrategia para su compañía Claro Video.

Pero no sólo tiene la capacidad de hacer que hacer dinero con el deporte, también ha hecho que los equipos en los que él ha decidido invertir se convierten en los protagonistas de su especialidad.

Según informa el portal de el periódico El Financiero, la fortuna de Slim es de aproximadamente con 50 mil millones de dólares. Carlos Slim ingresó al mundo del deporte en 2012 al adquirir tres clubes en México y uno en España.

El hombre más rico de México compró el 30 por ciento de Pachuca y de León. En el futbol ibérico, se quedó con el 33 por ciento de las acciones del Real Oviedo de la segunda división, que actualmente está peleando la punta del campeonato. También adquirió a Estudiantes Tecos de la segunda división mexicana.

Además, los más recientes campeonatos del León y el actual campeón Pachuca, Slim tiene ojo clínico en cualquier negocio que invierte y tiene su propia escudería en la Fórmula 1.