Forma parte de una campaña de PETA.

PETA Asia y Ogilvy lanzaron una nueva campaña llamada “Behind the leather”, para concientizar sobre el número de animales sacrificados cruelmente para hacer accesorios de lujo
 
Cada año, afirma la organización, se cazan 44 mil pitones en las junglas del sudeste asiático, las cuales son desolladas y decapitadas vivas, misma suerte que corren alrededor de 700 mil cocodrilos, para que sus pieles sean usadas en artículos de moda como chamarras, bolsas, carteras, cinturones y zapatos
 
Para hacer entender a las personas sobre la crueldad que hay detrás de estos productos, pusieron una tienda falsa en un centro comercial en Bangkok, Tailandia; en ella se vendieron bolsas, zapatos, cinturones, carteras y chamarras con carne y sangre animal ficticios. 
 
La finalidad es que las personas que compran estos productos “vieran” de primera mano lo que en realidad hay detrás de sus accesorios de lujo
 
Más de uno se fue con cara de terror… Y tú, ¿qué clase de accesorios prefieres? 
 
¡Tienes que ver el video!