La cantante Katy Perry animó la campaña de Hillary Clinton con un concierto gratuito.

El ex presidente Bill Clinton estuvo apoyando la campa, pero no la había acompañado, como ahora que eestuvo presente en su evento.

“Se ha hablado mucho sobre romper el techo de cristal. Yo estoy cansado de que las mujeres hayan sido siempre primeras damas”, dijo Clinton, reforzando así uno de los mensajes centrales de la campaña de Hillary, el de que es el momento de que una mujer presida el país.

Las palabras del ex presidente precedieron a un concierto de la popular cantante Katy Perry, en el que la celebridad reiteró su apoyo a Hillary y cantó temas como “Roar”, convertido en uno de los himnos de la campaña de la demócrata. “Ella es mi fuego artificial”, dijo la cantante, en referencia a su tema “Firework”, que también interpretó.

Perry lució un atuendo diseñado para la causa: un vestido blanco con el logotipo de la campaña de Hillary, una capa con la bandera estadounidense y un turbante con los colores nacionales (azul y rojo).

Poco antes del concierto Katy “tomó” la cuenta de Instagram de Hillary para mostrar su emoción y enseñar sus uñas pintadas con el logotipo de la campaña.

Este evento precedió a una importante cita en el calendario anual demócrata, la cena Jackson-Jefferson de recaudación de fondos y que tradicionalmente sirve de pistoletazo de salida para el “caucus” de Iowa, que tendrá lugar el 1 de febrero de 2016.