La sorprendente maniobra del chico, causó euforia entre los presentes al lograr con muy pocos golpes descalificar al tenista

Roger Federer es uno de los mejores tenistas en el mundo, sin embargo, durante un partido de exhibición en Nueva York fue sorprendido nada menos que por un niño de 12 años.

Todo comenzó cuando el tenista suizo disputaba un partido amistoso contra el búlgaro Grigor Dimitrov, de repente este último se acercó a las gradas y le dio su a un niño, con vaqueros de aproximadamente 12 años.

El público se emocionó con este pequeño duelo, pero la verdadera sorpresa llegó cuando el chico le devolvió a Roger la bola con bastante estilo.

Tras un intercambio de golpes en el que el suizo subió a la red, el chico cerró el punto con un remate perfectamente ejecutado.

El público reaccionó poniéndose de pie. Roger no lo podría creer y se tapó la boca con la camiseta la boca ante la sorprendente jugada que había sufrido.