Escuela para maridos: En búsqueda de la felicidad familiar

Escuela para maridos: En búsqueda de la felicidad familiar
El machismo de nueva cuenta en el ojo del huracán. Justo ahora, cuando el tema del empoderamiento femenino ha tomado nuevos bríos, se suma un nuevo argumento para enjuiciar las prácticas machistas de muchos
mexicanos.
 
De acuerdo con Alessandra Rampolla, sexóloga argentina, en México las mujeres solapan en exceso conductas machistas de sus parejas, lo que, a la larga, termina por llevar sus relaciones sentimentales a las crisis y, en algunos casos, a la ruptura definitiva.
 
“En México el sexo femenino perdona muy rápido. Además, las diferencias incluyen que el machismo está mucho más marcado en tierra azteca que en otros países de Latinoamérica”, explica Rampolla, quien, además de sexóloga, es la conductora del reality show “Escuela para maridos”, que en su versión para México se estrenará este 9 de junio, por la señal de FOX Life.
 
El programa, que se ha transmitido antes con contenido para Argentina y Colombia, contará en su versión “mexicana” con 8 parejas en problemas, crisis que amenazan con terminar sus relaciones y que los han llevado hasta el consultorio de la especialista para tratar de encontrar una solución.
 
En esta temporada, los participantes con- vivirán durante todo el “ciclo lectivo” en una misma casa, similar a un campus universitario; espacio desconocido para ellos, que los saca de su cotidianeidad para pasar a compartir su día a día junto a otras parejas en conflicto.En el programa también par- ticipan el periodista argentino Alejandro Fantino y el conductor mexicano Facundo.
 
“Cuandomepropusieronentraraeste programa pensé que era un buen reto para mi carrera. De alguna manera también me sentí con la capacidad de enfrentar problemas ajenos a los míos. En todos mis programas he sido un relajo, pero en la vida real siempre terminan diciéndome que soy tierno y sensible, así que ese es otro lado que quería explotar.
 
“También me di cuenta que este título de ‘chavo- ruco’, no me iba a durar mucho tiempo, ¿cuánto más iba a estar haciendo bromas en la calle? Sin duda, lo que se me antojaba era experimentar otra parte de conducir y estar en un proyecto donde el espectador aprenda con cada episodio y no sea el mismo ‘wey’ que cuando empezó el programa”, explicó Facundo.
 
Fantino, por su parte, asegura que “Escuela para maridos” es un reality completamente diferente a lo que se acostumbra en otros canales televisivos.
 
“Es un programa que no tiene guion, que sí tiene un final feliz y una profunda identificación con el público pues los conflictos de amor son universales”, explicó el periodista. 
Imagen de Anonymous