Entre los meses de diciembre y febrero, los bosques de la zona oriente del estado de Michoacán recibe a millones de mariposas monarcas que llegan a nuestro país desde Canadá para reproducirse. Los santuarios que resguardan a esta especie han sido adecuados para que los podamos visitar.

La reserva de la biósfera está conformada por 16, 100 hectáreas que comprenden los municipios de Zitácuaro, Áporo, Angangueo, Ocampo, Senguío,  y Contepec. Estas localidades se encuentran aproximadamente a dos horas de la Ciudad de México y a tres horas de Morelia, capital del estado.


El santuario por excelencia es El Rosario, ubicado entre los municipios de Ocampo y Angangueo, si viajas en transporte público, la mejor opción es llegar a la cabecera municipal de Ocampo y tomar el transporte que te lleva a la puerta del santuario, si viajarás en tu automóvil, las instalaciones cuentan con un amplio estacionamiento.


1.-Utiliza ropa deportiva

La caminata hacia la zona donde encontrarás a las mariposas monarcas es de aproximadamente dos horas y media, esto si lo realizas a pie. En el lugar rentan caballos que tienen permitido llegar a la mitad del camino, el resto lo tendrás que realizar a pie. Es por eso que te recomendamos usar calzado deportivo y ropa cómoda.

 

2.-No olvides abrigarte

La temperatura en la zona de la monarca en esas fechas va de los 5 a 15 grados centígrados, por lo que es recomendable llevar una chamarra que te cubra del frio pero que no sea tan grande, ya que la caminata te hará entrar en calor.

 

3.-Lleva una botella de agua

A la entrada del santuario encontrarás una zona gastronómica donde encontraras desde fruta de la región (moras, zarza moras, duraznos y fresas), hasta antojitos mexicanos, pero iniciada la caminata no encontrarás ningún alimento o bebida. Te recomendamos llevar una pequeña botella de agua, misma que podrás rellenar en los dos manantiales que se encuentran a un lado del camino.

 

4.-  Evita llevar niños menores de 5 años

Una de las reglas del santuarios es no hacer ruido al ingresar a la zona principal, es por eso que no es recomendado para niños menores de 5 años, además de que se han presentado casos donde la altura afecta sus oídos y tienen que regresar inmediatamente al pie de la colina.

 

5.-  No es recomendable para personas con padecimientos respiratorios y cardiacos crónicos.

Si tienes asma o sufres de la presión, este paseo no es recomendable para ti. Las mariposas se encuentran en una zona húmeda y fría. Por otro lado, el núcleo de la reserva natural se encuentra entre los dos mil 400 y tres mil 600 metros sobre el nivel del mar.

 

6.- Abre bien los ojos desde el inicio de la caminata

A diferencia de los santuarios ubicados en el Estado de México, El Rosario inicia con uno de los nidos de colibrí con mayor población en el país, así que tendrás una doble experiencia.

 

7.- No acudas si está nublado

La zona del oriente michoacano tiene un clima templado, esto provoca que durante el invierno se presenten lluvias o caída de agua nieve. Para poder disfrutar de el vuelo de las mariposas es necesario que el cielo esté despejado, de lo contrario, ellas estarás escondidas en las ramas de los árboles y solo veras unas manchas naranjas.