¿Qué hago si mi vuelo es cancelado, se retrasa o pierdo mi conexión?

Ya sea por diversión, trabajo o porque te estás mudando de ciudad o país, los aviones serán tu mejor aliado, a menos que haya retrasos, cancelaciones y como consecuencia la pérdida de nuestras conexiones.

Si esto te pasa, lo peor que puedes hacer es gritarle a la persona detrás del mostrador, mejor considera estos consejos que podrían ahorrarte mucho dinero, tiempo y una cantidad industrial de estrés.

Contacta por medio de las redes

Las líneas de servicio al cliente suelen estar saturadas, además de que primero deberás teclear miles de códigos a la contestadora automática, por eso es mejor contactar por medio de redes sociales.

Pídeles que atiendan tus necesidades

Nadie va a leer tu mente. Explica tu problema, qué fue lo que pasó, deja claro que la culpa no es tuya sino de la aerolínea y pide exactamente lo que necesites sin escatimar en detalles, de esa forma nada quedará sujeto a interpretación.

No grites, no insultes

La persona detrás del mostrador no es la dueña de la aerolínea, ni piloto, ni la responsable de nada. Gritar sólo creará un ambiente de tensión entre la persona que puede solucionar tu problema y tú.

Saber es poder

Lee hasta las letras más pequeñas al comprar tu vuelo. Conocer tus derechos te ayudará a saber cómo actuar. Si tú no fuiste el culpable de nada, la aerolínea tiene la obligación de colocarte en el siguiente vuelo disponible, darte un reembolso, o en todo caso buscarte uno en otra aerolínea.

¿Contrataste un seguro?

No son caros y te protege de vuelos cancelados o pérdida de conexiones. Adquirirlo te asegura que no quedarás varado en un aeropuerto o ciudad desconocidos.

No desesperes

El personal de las aerolíneas diariamente está lidiando con problemas de todo tipo, es por eso que lo mejor es quedarte allí hasta que te expliquen cómo resolverán tu problema.

La aerolínea debe pagar por los gastos generados

Si ellos fueron los culpables del problema, deben ofrecerte algún tipo de vale o crédito para comer y hospedarte, sin embargo deberás acercarte y solicitarlo, pues nadie te lo va a ofrecer.

Conserva los documentos

El boleto de avión o pase de abordar es la prueba de que el problema no es tuyo, consérvalo como prueba para que no puedan negar su responsabilidad.

Imagen de Anonymous