En el corazón de México.

La puerta marcada con el número 18 de la calle Relox en San Miguel de Allende es la entrada al mundo de L’Otel, un Hotel boutique  que tan sólo cuenta con diez habitaciones, en su gran mayoría suites que forman una sola experiencia de lujo. Éstas se encuentran distribuidas alrededor de los dos patios centrales de la casa y presentan diferentes sembrados arquitectónicos, así como exquisitas piezas y objetos de arte.

 

L´Otel cuenta con una singular owner suite: una habitación de 120 metros cuadrados con terraza privada y acceso directo al huerto de la propiedad , haciéndolo pasar como un jardín secreto y elevado que ofrece vistas inigualables a los alrededores de la ciudad. Numerosas iglesias y campanarios se perciben desde estas alturas para el deleite del huésped del día.

 

Los marcos de cantera labrada de las puertas son originales de la época y fueron cuidadosamente retirados y numerados al inicio de la gran restauración, supervisada a lo largo de casi dos años por el Instituto Nacional de Antropología e Historia . Ahora, estos mismos marcos embellecen las puertas actuales, dándoles presencia y carácter  a las habitaciones.

Cada una de ellas muestra su propia personalidad a través de las obras de tres destacados artistas mexicano: los fotógrafos Cynthia Araf  y Rafael, y la artista plástica Marisa Boullosa.

La arquitectura e interiorismo estuvo a cargo de Roy Azar, cuya mente innovadora, contrastes entre el estilo colonial y el contemporáneo

Imagen de Anonymous