Tras darse a conocer el fallecimiento de Juan Ricardo Hernández, de 63 años, a causa de un derrame cerebral provocado por el golpe que le dio Pablo Lyle, la familia de la víctima exige justicia.

“Pido que caiga todo el peso de la ley. Ojalá Lyle se quede toda la vida en prisión”, dijo Mercedes Arce, viuda de Hernández.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pablo Lyle (@pablolyle) el

Por su parte, Juan Ricardo, hijo del fallecido, ofreció una entrevista a Despierta América y entre lágrimas manifestó que su padre era una persona que tenía problemas físicos, lo que evitó que pudiera defenderse de la agresión.

“Mi papá era buena persona, buen padre, buen hijo. Mi papá no se merecía esto. Mi papá tenía problemas y una operación en la rodilla, y casi no podía caminar, fue muy duro. Él (Pablo) no tenía por qué haberle hecho esto”

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pablo Lyle (@pablolyle) el

Aunque Pablo Lyle fue detenido, consiguió salir en libertad luego de pagar una fianza de cinco mil dólares. Actualmente se encuentra en México, pero con la muerte de Ricardo Hernández, su situación legal se complicó.