Luego de que se diera a conocer que el músico canadiense, Justin Bieber, está pasando por una profunda depresión, lo cual lo ha mantenido lejos de los escenarios, estudios de grabación y de la vida pública, ahora todo parece estarse arreglando.

Recientemente el cantante reapareció en Instagram, para revelar que se encuentra mejor y que está en tratamiento para volver a los escenarios, pero también dejó ver que su esposa podría estar embarazada.

"He leído muchos mensajes suyos en los que me dicen que quieren un nuevo álbum. Llevo saliendo de gira durante toda mi vida como adolescente y veinteañero. Al final me di cuenta, y seguro que ustedes también lo vieron, de que no era feliz durante mi última gira y no me merezco algo así, y ustedes tampoco”, destacó en la publicación.


“Pagan para disfrutar de un concierto divertido y lleno de energía, y al final de ese tour yo ya no era capaz a nivel emocional de ofrecerles esa experiencia. He estado explorando y buscando, probando y equivocándome, como hacemos la gran mayoría de nosotros, y ahora estoy concentrado en solucionar algunos de los problemas que tengo muy arraigados, como seguro que le sucede a otras personas, para asegurarme de que no vuelva a desmoronarme, y poder así mantener mi matrimonio a flote y convertirme en el padre que quiero ser. La música es muy importante para mí, pero nada lo es más que mi familia y mi salud", finalizó.