Todo parecía ser amor y felicidad en el matrimonio formado por Justin Bieber y su fanática Hailey Baldwin, quienes se casaron en secreto el año pasado, y esperaban casarse este mes, sin embargo eso no ocurrirá.

Según reveló una fuente a la revista People, la pareja estaba entusiasmada por finalmente hacer su boda religiosa durante este mes de enero, pero sus ilusiones se vieron diluidas por culpa de muchos de sus amigos.

“Están trabajando con los horarios de todos sus amigos y familiares para asegurarse de que puedan estar rodeados de las personas que aman. No hay prisa, porque ya están legalmente casados”, aseguró la fuente que prefirió mantener el anonimato.


Cabe destacar que Justin y Hailey se casaron el año pasado luego de retomar su relación durante el verano, pues durante 2016 también fueron novios.