Estrellas adoptivas “la otra maternidad”.

Madonna.

La reina del pop tiene seis hijos sólo los dos mayores Lourdes y Rocco – son biológicos. El resto los adoptó en Malawi, uno de los países más pobres de África Oriental, donde la desnutrición, suele matar a miles de personas cada año. Al primero de ellos, David Banda, Madonna lo adoptó junto a su ex marido, Guy Ritchie, cuando el niño tenía un año de vida y ya había sufrido tuberculosis, malaria y neumonía.

Hoy es un adolecente que aparece constantemente en el Instragram de su madre mostrando sus aptitudes en la danza.

El cuarto hijo de la reina del pop en Mercy James, una niña que fue la protagonista de un escándalo judicial ya que en medio de los trámites de adopción, su madre biológica comenzó a luchar por su custodia. Y ese no ha sido el único escándalo que Madonna ha enfrentado respecto a sus hijos no biológicos.

Anteriormente hubo sospechas y disputas legales en torno a David Banda, ya que la normativa de Malawi obliga a los padres adoptivos a residir un año de juicio para poder declara al niño como su hijo bajo las leyes.

Esther y Stella, son sus hijas menores. Las gemelas, a quienes adoptó a comienzos del año pasado, suelen aparecer en las redes sociales de Madonna.

Sharon Stone.

Sharon Stone era galardonada como “mamá del año” por una organización benéfica en Beverly Hills. Quienes le entregaban el premio, eran precisamente sus tres hijos. Roan de 17 años, Laird de 13 años y Quinn de 12 años.

El mayor de ellos contaba que el mejor consejo que le había dado Stone era “tratar a los demás como quieras que te traten a ti”. El hijo de en medio señaló “mi mamá se merece el premio”, mientras que el menor afirmo  “ella es cariñosa, cuidadosa y una gran persona”.

La maternidad de quien fuera la mujer más sexy de los años 80 fue mediante la adopción. En 2000, llegó a su vida Roan, mientas estaba casada con el editor del diario San Francisco Chronicle, Phil Bronstein. Luego de cinco años, la pareja se divorció y un tiempo más tarde, Stone recibió la triste noticia de que había perdido la custodia del niño, la que quedaba en manos de su ex, quien según los tribunales estadounidenses, le podría ofrecer al niño un hogar  “más estructurado, seguro y estable”. Antes del divorcio, la actriz y Bronstein había adoptado a Laird, quien nació en el 2005 . A él lo tuvieron mediante vientre de alquiler. El día que nació , la actriz se encontraba rodando “bajo Instintos 2”  en Londres, por lo que tuvo que volar urgentemente a los Ángeles donde se encontraba la madre biológica del niño.

El hijo pequeño Quinn, nació un año después. ”Estoy agradecida porque mis hijos me eligieron, soy una madre con suerte” ha dicho Stone. “La maternidad no fue fácil, pero somos una familia feliz y afortunada, ese es el credo que defendemos”.

Imagen de Anonymous