¿Cómo elegir el rímel ideal para ti?

Al momento de elegir una máscara de pestaña no solo se debe considerar si es resistente al agua o lavable, también se debe tener en cuenta el cepillo, existen muchos tipos de cepillos y cada uno de ellos está diseñado para un tipo de pestañas en especial.

Si tienes pocas pestañas o muy delgadas necesitas un cepillo de volumen:

Es un cepillo grande y grueso o en forma de pino éste le dará cobertura a toda la superficie con un resultado espectacular. Los mejores cepillos para el volumen son las que tienen cerdas regulares, en lugar de las de plástico.

Si tienes muchas pestañas y quieres definir necesitas un cepillo delgado:

Es un cepillo pequeño o normal con apretadas cerdas. Así cubrirán y separarán cada pestaña, dando definición increíble.

Si quieres volumen y definición:

Necesitas un cepillo con cerdas cortas que se pueden utilizar en las raíces, pero sin formación de grumos en los extremos.

Si quieres rizar tus pestañas y levantarlas necesitas:

Un cepillo en forma de cuchara o en arco. Estos están diseñados para levantar las pestañas en las esquinas, y crear la elevación.

Si quieres alargar tus pestañas:

Necesitas un cepillo delgado con cerdas largas y poco poblada. Esto le ayudará a aplicar el producto más allá del extremo de la pestaña.

Si no quieres tener ningún grumo utiliza un cepillo sintético: 

El plástico rígido de las cerdas separa cada pestaña individual, mientras peina a la distancia la acumulación de producto.

¿El resultado? Pestañas largas, perfectamente definida sin grumos negros.

 

Imagen de Anonymous