La duquesa de Sussex es un ejemplo a nivel mundial de belleza natural, gracia y estilo, es por eso que muchas chicas intentan ser como ella, sin embargo pocos saben que en realidad el cabello de Meghan no es lacio sino muy chino.

Así como lo lees, una de las mujeres más conocidas del mundo, nos ha engañado respecto a su cabellera, sin embargo el increíble lacio que siempre vemos, es producto de un riguroso cuidado, así como tratamientos especiales.


La ex estilista de Meghan, reveló ante la revista People que la duquesa va regularmente al salón a hacerse tratamientos para alaciar su cabello, sin embargo el secreto para que siempre luzca espectacular y que no se maltrate es un riguroso régimen de cuidados.


Lo primero es un tratamiento de queratina que contiene proteínas y aminoácidos que rompen con el patrón natural del pelo chino; por otro lado utiliza champús y acondicionadores libres de sulfatos y sodio, con lo cual logra lucir espectacular de entre 2 a 2 meses y medio.