Disfruta Pedro Capó con calma el éxito

Por Maricela de la Cruz

 

Pedro Capó jamás imaginó que su tema “Calma” se convertiría en uno de los más escuchados a nivel mundial, en la versión remix tiene 328 millones de reproducciones en YouTube, por lo que aún se encuentra asimilando el éxito obtenido.

“Estoy agradecido y contento porque todo lo que está pasando es con una canción de un sentimiento bonito en cualquier tiempo es necesario. Creo que es uno de los factores por lo que la gente está conectando con ‘Calma’, con las cosas lindas de la vida y hacer silencio, dejar el teléfono, trabajo  y estrés y conectar con esa canción tan bonita”, expresó Pedro Capó en entrevista con Cosas.

El intérprete de “Provócame” y “Duele ser infiel” quiere devolver un poco del amor que le han brindado sus fans y anunció que el 27 de marzo ofrecerá un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional, donde hará un recorrido por su repertorio musical; además confesó que está en pláticas con algunos colegas para poder tenerlos como invitados especiales en su presentación.

“Estoy emocionadísimo, es un sueño para mí presentarme en México. Va a ser una fiesta; vengo con la banda completa. Habrá momentos de intimidad, todo el repertorio con las canciones nuevas y ‘Calma’”, afirmó.

“Estamos hablando con tres colegas para que se comprometan y venga a dar cariño; será un momento de celebración y darle también al público de vuelta un poco del cariño que me han dado de la mejor manera”.

Aunque Capó aún disfruta del éxito por “Calma”, no descarta en un futuro hacer más colaboraciones con otros artistas; sin embargo, hizo énfasis en que todas las uniones musicales deben ser naturales y no forzadas, así como se dio el tema con Farruko.

Por lo pronto, sigue concentrado en crear música nueva para todos sus seguidores.

“Amo lo que hago. Me fascina si puedo contribuir y puedo ayudar a alguien a tener una sonrisa, a reflexionar y hacerlos sentir que no están solos”, confesó.

Los boletos se encuentran a la venta a través de Ticketmaster.

Imagen de Anonymous