Eiza González abandonó México con la finalidad de convertirse en una estrella de Hollywood, y tras muchos años de intentarlo, la protagonista de ‘Lola, Érase Una Vez’, finalmente tuvo un año lleno de buenos papeles, sin embargo fue también de sufrimiento.

Por medio de sus cuentas oficiales en redes sociales, la intérprete de ‘Masoquismo’, despertó la preocupación de sus seguidores al revelar una radiografía que mostraba una doble fractura, producto de la peligrosidad de uno de sus personajes.

“El último año de mi vida ha sido uno de los más difíciles. Tuve un accidente mientras trabajaba y terminé en el hospital con una doble fractura de clavícula. Estaba sola y lejos de casa. Lo guardé en secreto por muchas razones. Tenía tanto qué perder, incluyendo una gran vida de trabajos cambiantes. Me había estado preparando físicamente para ellos y ni siquiera podía alimentarme o bañarme”, destacó.


“El hueso roto era una metáfora, me rompió por completo. Pero la batalla más grande fue pelear mi mente. Lo más difícil fue no caer en la depresión. Soy tan dura conmigo misma. Nunca me doy un poco de tregua. Pero después de meses de recuperación, en lugar de centrarme en lo que perdí, lo único que quiero es felicitarme por ser lo suficientemente fuerte y dar todo lo que tenía, cada momento y logro que pude. Estoy suficientemente bien”, dijo entre otras cosas.