Esta fue la conmovedora carta que hizo el viudo de Hiromi para despedirla

Esta fue la conmovedora carta que hizo el viudo de Hiromi para despedirla

La muerte de Hiromi Hayakawa Salas, ocurrida el pasado 27 de septiembre debido a complicaciones en su embarazo, lo que provocó que durante el parto su bebé muriera antes de nacer y posteriormente a Hiromi le vinieron cuatro paros cardiacos, consternó al medio del espectáculo por el repentino incidente, pero hubo alguien que lo vivió de cerca y que hoy está destrozado. 

Se trata de su esposo, Fernando Santana, quien quiso que tanto Hiromi como su hija Julieta fueran incineradas y que sus cenizas fueran puestas en la misma urna.

Y aunque no había querido dar ningún comentario al respecto, el Diario Basta se encargó de publicar una conmovedora carta que el ahora viudo escribió para sus dos amores.

A post shared by Marla Hiromi (@marlahiromi) on

ESTA ES LA CARTA: 

Hiromi mi poshi hermosa. Marla Hiromi.

Mi vida, gracias por haberme dado el permiso y la bendita oportunidad de abrirme tu corazón y permitirme compartir a tu lado.

Fuiste, eres y siempre serás el amor más puro, más noble, bondadoso, leal, sincero, apasionado, entregado, inocente, divertido, que tendré jamás.

Te amé con todo mi ser, me hiciste volar con tu amor, conocí el cielo en la tierra contigo mi japonesita, no sé qué habré hecho bien en la vida para que dios y el universo te pusieran en mi camino, eras una mujer hermosa en todos los sentidos, extraordinaria para ser exacto, gracias por enseñarme tantas cosas, por  preocuparte por mí como lo hacías, por compartir conmigo todos tus logros, por nuestras pláticas tan padres que duraban horas, por tu hermoso y único sentido del humor wooow, qué manera de ver la vida y que amándonos cómo nos amábamos tú durmieras en el extremo de la cama y yo en el otro y eso nos daba mucha risa pero porque literal no nos pelábamos en la noche jeje.

Son tantas cosas mi vida, tantos momentos de felicidad, amaba cada cosa que hacías, como coloreabas, como llenabas tus agendas, como comías tu cereal, cómo le escribías a Julieta en su cuaderno, como escribías tus sueños al despertar, tus cajones del buró llenos de dulces, cuando me regañabas por dejar abierto el clóset, por no bajar la tapa del baño, porque no me ponía rápido el cinturón de seguridad al subirme al carro, ay dios! Eras hermosa mi amor, eras un ángel.

Tanta era tu ilusión por ser mamá que elegiste irte con nuestra Julietita hermosa a cumplir ese sueño que tanto anhelabas. No puedo sentirme más tranquilo y feliz que saberlas juntas, no tengo duda de que están en un lugar lleno de paz y tranquilidad disfrutándose una de la otra.

Gracias por amarme como lo hiciste, no tenía idea que existiera tal capacidad de amar, qué increíble y maravilloso me parece el nivel de entendimiento, de comunicación, de amor, de pasión, de amistad y complicidad que vivimos tú y yo mi akachancito.

Te amo, las amo! Y quiero que sepan que no sé cómo ni sé cuándo, pero donde quiera que estén amor, hasta ustedes llegaré, algún día así será y mi alma por fin encontrará y compartirá la paz y tranquilidad en la que hoy viven ustedes mis amores.

Yo voy a cuidar a tus papás y a Kao siempre mi amor, siempre veré por ellos y estaré ahí para que puedan ir en paz, cuida a nuestra hija mi amor, se quedan aquí en mi corazón por siempre.

Imagen de Anonymous