Este miércoles todo el mundo está hablando de La Gioconda, mejor conocida como la Mona Lisa, la pintura más famosa del mundo, creada por Leonardo Da Vinci, pues un grupo de científicos finalmente ha desmentido el mito que la rodeaba.

El efecto Mona Lisa, es una particularidad de ciertos retratos en los que parece que los ojos te siguen desde cualquier ángulo que los mires, el efecto tomó este nombre debido a que La Gioconda fue la primera pintura en la que se detectó… sin embargo todo parece indicar que no es así.

En un nuevo estudio realizado por la Universidad de Bielefeld, demostró que si bien el efecto Mona Lisa existe, paradójicamente en la pintura de Leonardo Da Vinci, no se cumple, al ser una cuestión de perspectiva.

Según reveló el experimento, la mirada de la Mona Lisa describe un ángulo de 15 grados, lo que significa que el efecto no se produce. Pese a ello la gente asegura seguir notándolo, sin embargo es una simple sugestión.