Alma Guillermoprieto gana el Premio Princesa de Asturias

Alma Guillermoprieto

La periodista mexicana Alma Guillermoprieto fue declarada ganadora del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018, por el jurado reunido en la ciudad de Oviedo.

Nacida en la Ciudad de México en 1949, Guillermoprieto ha ejercido el periodismo desde 1978 para medios como The Guardian, The Washington Post, The New Yorker, entre muchos otros.

En sus crónicas y libros sobre las políticas y cultura de Latinoamérica, Guillermoprieto ha conseguido transmitir “la compleja realidad de esta región, en especial al público angloparlante, convirtiéndose en una referencia internacional”, señaló el jurado.

Entre sus libros destacan Al pie del volcán te escribo (1995); Los años que fuimos felices (1998); Las guerras en Colombia: tres ensayos (2000) y Desde el país de nunca jamás (2011).

Así como 72 migrantes y Los placeres y los días (2015). Entre una decena de premios que ha recibido están el Maria Moors Cabot (1990) y el Premio Ortega y Gasset a la trayectoria profesional del diario El País, en 2017.

Ella nunca estudió una carrera, ni siquiera la de Periodismo.  Guillermoprieto era una exbailarina profesional que vivía en Nueva York y al mismo tiempo trabajaba como traductora.  Cuando el sandinismo detonó en Nicaragua, ella decidió viajar a ese país con sus propios recursos y logró convencer a un reportero británico para contratarla como traductora.  De inmediato el diario inglés The Guardian comenzó a encargarle notas y desde entonces su carrera como periodista despegó hasta este punto.

El jurado reconoce su "trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica", comunicada por medio de una escritura "clara, rotunda y comprometida, que representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea", y con la que ha tendido "puentes en todo el continente americano".

El premio consiste de una escultura de Joan Miró –símbolo del galardón–, un diploma, una insignia y la cantidad de 50 mil euros.

Imagen de Anonymous