Cirugías estilo Snapchat, la nueva e irreal tendencia de belleza

Desde hace algunos años, las redes sociales se han apoderado del mundo, no obstante son un gran aliado para la comunicación, también han tenido un impacto negativo, claro ejemplo de ello es la forma en que cambia la realidad de las fotografías que pueden compartirse.

El uso de filtros en casi todas las fotografías es muy común actualmente, y aunque parezca algo inofensivo, un estudio realizado por expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, reveló que no se trata de una tendencia, sino de una obsesión.

Tal ha sido el impacto negativo de los filtros de Snapchat o Facetune (entre otros) que la demanda de cirugías plásticas ha aumentado debido a que los y las jóvenes ahora piden cambiar las proporciones del rostro tratando de emular dichos filtros.

“La gente trae fotos de sí misma en ciertos ángulos o con ciertos tipos de iluminación. Algunas de esas imágenes difieren considerablemente de la realidad, y generan en los pacientes jóvenes expectativas poco realistas, porque tratan de parecerse a una versión fantaseada de ellos mismos”, reveló Neelam Vashi, co-autora del estudio.

Imagen de Anonymous