​Beneficios del aceite de oliva extra virgen.

El aceite de oliva extra virgen es un producto muy utilizado en la gastronomía por su suave sabor y por las múltiples propiedades que tiene para la salud. Este tipo de aceite se le atribuye muchas bondades, tanto para la salud como para la belleza.
 

Este aceite contiene cantidades importantes de grasas monoinsaturadas y ácido oleico, los cuales se han relacionado con una reducción del riesgo de la enfermedad coronario. Además contiene antioxidantes y otros nutrientes antiinflamatorios, que podrían reducir los niveles de colesterol malo y prevenir el envejecimiento prematuro.
 

Podría ayudar a perder peso.

El aceite de oliva extra virgen podría ser de gran ayuda para las personas que desean bajar de peso. Esto se debe a que porta sensación de saciedad y contiene grasas saludables que podrían estimular la pérdida de peso. En este caso, te recomendamos consumir con moderación ya que puede tener un efecto laxante.

Alivia los dolores.

El aceite de oliva tiene una acción antiinflamatoria, que podría ayudar a reducir dolores asociados con las articulaciones y los músculos.

Propiedades anticancerígenas.

Este importante efecto podría estar relacionado con su alto contenido de ácido oleico, que es el ácido graso predomínante en este alimento.

Aliado contra la diabetes.

El aceite de oliva es capaz de reducir los casos de diabetes tipo 2 hasta en un 50%. Esto se debe a que el aceite de oliva contiene grasas saludables que podrían ayudar a regular los niveles de azúcares en la sangre y la producción de insulina.

Disminuye la presión arterial.

Solo tres cucharadas diarias de aceite de oliva puede ayudar a disminuir los niveles altos de presión arterial.

Humecta la piel naturalmente.

Uno de los mejores humectantes naturales para la piel es el aceite de oliva , suaviza, previene los signos del envejecimiento prematuro y protegerla de los daños por el sol.

Imagen de Anonymous