¿Cómo elegir el labial ideal?

Los labios son una parte muy importante por ello debemos cuidarlos y consentirlos comprando productos de calidad y no dañinos, ya que la mayoría de labiales contiene petróleo, el cual es perjudicial y puede sacar manchas.

Un buen lipstick puede darle brillo, volumen y protagonismo a nuestros labios… siempre y cuando sepamos sacarle provecho.

 Determina que color le va mejor a tu tono de piel, la mayoría de las tiendas que venden maquillaje te permiten probarlo. Hazlo, pero no directamente en tus labios; usa tu mano o la yema de tu dedo, donde la piel es más similar a la de tus labios. Esto es muy importante, pues muchos labiales no pintan del mismo color ni tienen la misma consistencia que aparentan.

Tonos de piel clara:

En general, a este tono de piel le quedan bien tanto los tonos pasteles como los cálidos: naranjas, rosas, fucsias, carmín, marrones, rojo etc.
Si eres de tonalidad fría, te favorecen más los labiales que cuenten con una base azulosa o color fresa. Si te gustan los anaranjados, puedes usarlos combinándolos con un tono de base fría para definir los labios.
Si eres de tonalidad cálida, el naranja te favorece mucho. Puedes usar labiales rojos con una base más viva o tonos mandarina.

Tonos de piel medios:

Los tonos que resaltarán mejor tus labios con este tono de piel son los colores tierra, dorados, cobrizos, duraznos y corales.
Para la noche puedes usar un rojo intenso con una base cálida.
Si eres de tonalidad fría: El rojo carmesí y los tonos vinos te van muy bien.
Si eres de tonalidad cálida, el rojo intenso y los tonos anaranjados son los ideales para ti.

Tonos de piel oscura:

Intenta lucir colores que iluminen tus labios. Los tonos intensos como fucsia, cereza o terracota te favorecen mucho.
Si eres de tonalidad fría, los tonos rojos con destellos azules morados o verdosos. Los tonos berry oscuros le pueden dar a tu maquillaje un resultado lleno de seducción.
Si tu piel es de tonalidad cálida, los vinos y guindas son tu mejor elección.

Recuerda que las opciones de color anteriores son recomendaciones solamente basándonos en el contraste y las combinaciones, en realidad cualquier todo se ve increíble en todos los tonos de piel.

Los tonos claros hacen un efecto de mayor volumen y los oscuros crean un efecto adelgazante.

Lee la etiqueta: Revisa qué ingredientes contiene el labial, para ver si no eres alérgica a alguno, y por otra parte, ahí te puedes dar cuenta si ya caducó, o si contiene ingredientes dañinos para los labios por ejemplo el petróleo que progresivamente saca manchas oscuras en los labios.

Con la edad los labios pierden volumen y su forma original por ello es recomendable que entre más años tengas optes por usar un labial más cremoso, menos oscuro y mate.

Los tonos con base azul (violeta, ciruela, rosa o vino) dan un aspecto de dientes más blancos.

Imagen de Anonymous