Tu rostro es tu carta de presentación. Te damos algunos consejos para mantenerlo hidratado.

Es natural que con el paso del tiempo la piel de nuestro rostro, sea expuesta a algunos cambios en su elasticidad y firmeza. Cuidar de nuestro rostro es fundamental para poder tener una piel sana y libre de impurezas, es por esto que te damos  algunos consejos para cuidarla de manera correcta.

  • En la mañana debemos de limpiar nuestro rostro con agua tibia para quitar las toxinas y grasas que eliminamos mientras dormimos.
  • Una  vez que nuestro rostro queda libre de impurezas debemos de humectarlo para mantener la elasticidad y prevenir arrugas, además de darle un aspecto luminoso y suave.
  • Antes de salir es importante aplicarse protector solar  para prevenir el envejecimiento prematuro y mantener una piel saludable.
  • Al terminar el día debemos limpiar la piel del rostro para eliminar la suciedad, las células muertas, el maquillaje y polvo que a lo largo del día hemos estado expuestos.
  • Humectar la piel después de limpiarla ayudará a lucir un rostro saludable. Es importante identificar cual es nuestro tipo de piel para utilizar productos que se apeguen a los cuidados que se necesitan.
  • Hidrátate durante todo el día, para tener un rostro joven e hidratado no olvides tomar agua, lo cual beneficiará para tener una piel luminosa, tersa y sin arrugas.

Recuerda que la piel del rostro necesita respirar durante el día así que no dejes pasar más de 12 sin aplicar algún tipo de hidratante.

Imagen de Anonymous