¿Sabes cómo reconocer si tus productos de belleza aún funcionan? No utilices productos caducos, podría tener repercusiones para tu salud…

Como primer paso, revisa en el empaque la fecha recomendada de uso, la cual podría variar de acuerdo al tipo de producto, contemplando que en ocasiones la fecha de caducidad comienza a contar a partir de que se elabora o bien hasta que es destapado por primera vez.

Es muy importante que al comprar productos fabricados artesanalmente, conozcas esta información, si no pregunta directamente a quien te lo está vendiendo o a quien lo elaboró. En ocasiones estos no cuentan con los ingredientes necesarios o adecuados para su conservación, lo que podría causar repercusiones a tu salud.

Por otro lado, existen productos que quizás pese al tiempo no contengan contaminación bacterial, pero contempla que los ingredientes que los componen, pueden evolucionar con el tiempo, cambiando su consistencia, su olor y color; disminuyendo su eficacia o volviéndose agentes irritantes para tu piel.

Elige marcas y productos de los que sabes con seguridad, cumplen con los estándares de calidad estipulados por la ley y comprometidos con tu salud y bienestar. Es mejor ahorrarse las consecuencias. 

Imagen de Anonymous